• 09:00 - 18:00 (перерыв 13:00 - 15:00)
  • 54 Rue de France, Nice
  • +33 629-961-135
  • 09:00 - 18:00 (перерыв 13:00 - 15:00)
  • 54 Rue de France, Nice
  • +33 629-961-135


OFERTAS DE ÚLTIMA HORA

Comprar un yate

La compra de un yate es un proceso responsable, y para un novato resulta además muy difícil. Pues, al elegir una embarcación, se deben tener en cuenta varios parámetros a la vez. Sepa que, si ha pensado comprarse un yate, tal decisión se puede tomar literalmente en 2-3 días, mientras que otra persona podría necesitar varios meses para hacerlo. Aquí no todo depende solo de las posibilidades financieras, se tienen además en consideración los parámetros y el estado del barco, el período de tiempo para su fabricación o reparación y otros aspectos.

¿Un barco nuevo o de uso?

Los yates destinados para el uso privado se dividen en varias categorías:

  • los que se fabrican a pedido o por encargo;
  • los que se fabrican en serie;
  • los semi-personalizados;
  • los de uso.

Durante la selección en este caso, los compradores se guían por el costo de la embarcación y de su mantenimiento. Los barcos nuevos, que han sido fabricados mediante un pedido individual, son bastante caros. Pero están equipados teniendo en cuenta los deseos del comprador y están dotados con tecnología moderna.

Ventajas y desventajas de comprar en el mercado secundario

Si compra un barco online en el mercado secundario, los gastos serán menores. Pero la embarcación se encuentra en permanente contacto con la humedad, lo que contribuye a la oxidación del metal y a la propagación del moho. Por lo tanto, se recomienda inspeccionar cuidadosamente el barco con el fin de detectar daños exteriores en la carcasa, de eso depende su plazo de vida útil. Pero la propia embarcación de segunda mano ya ha sido probada por el tiempo y estudiada por el propietario anterior, quien le puede brindar instrucciones completas sobre cómo operarla y proporcionarle consejos relacionados con su mantenimiento.

Motor o vela: ¿qué es mejor?

Navegar en un yate de velas se asocia con algo romántico, pero su popularidad ha comenzado a declinar un poco, a pesar de ser un medio de navegación ecológico. El asunto radica en que resulta bastante difícil conducir un barco de este tipo sin tener determinadas habilidades y conocimientos. Mientras que si se compra un yate con un motor, será más fácil de manejarlo y se desplazará más rápido. Pero en este caso hay que estar preparado para aceptar que el mantenimiento y la explotación de la embarcación será más costosa.

¿Para qué propósito se adquiere el yate?

En total, hay 4 categorías de yates, pertenecer a una de ellas depende del espacio acuático donde se planea efectuar la explotación directa del barco:

  • A – océanos;
  • B – mar;
  • C – aguas costeras;
  • D – aguas o embalses.

Nosotros, como empresa con experiencia en la venta de yates, recomendamos de inmediato determinar las necesidades propias: por qué aguas navegará el yate. Si serán paseos cortos o viajes prolongados, que incluyan rutas por otros países. Mientras que hay quien planea comprar un yate nuevo, directamente de la fábrica, para vivir en él. Y aquí ya hay que tener en cuenta las dimensiones, la capacidad y la comodidad de la embarcación.

Para paseos regulares en compañía de varias personas es apropiada una embarcación de micro-clase, cuya longitud no supere los 6 m. Tal embarcación también resulta conveniente porque puede ser transportarla por carretera. Para las grandes compañías de personas conviene más un yate de cuarenta pies.

¿Qué yate comprar y por qué es rentable?

Un buen yate vale bastante, pero tal adquisición está relacionada a la vez con varios momentos positivos:

  1. Inversión exitosa de los fondos. Ya muchos se han convencido de que guardar el dinero en cuentas de bancos o en la casa no es económicamente rentable. Pero invertir los ahorros en una compra lucrativa – es siempre una buena idea y una protección contra la inflación. El plazo de vida útil de una embarcación es mucho mayor que el de un automóvil. Por lo tanto, la inversión del capital traerá alegría durante un tiempo mayor.
  2. La posibilidad de salir de vacaciones en cualquier momento. Comprar un yate – significa recibir una gran cantidad de oportunidades para el ocio. Al tener una embarcación propia, uno puede salir de viaje en cualquier momento.
  3. El camino hacia un estilo de vida saludable. Al navegar por los espacios acuáticos, los propietarios de yates tienen la oportunidad de estar con mayor frecuencia disfrutando al aire libre, lo que mejora la salud y ayuda a mantener la forma física. La propia embarcación – es en si una gran responsabilidad. El yate hay atenderlo, y esto no le permitirá a su propietario estar sentado en un sofá durante mucho tiempo.
  4. Posibilidad de convertirse en un miembro de la comunidad de aficionados de la navegación. Hay muchas personas alrededor que no pueden imaginar su vida sin el mar. Y cada nuevo propietario de yate se convierte en un miembro de esta amistosa sociedad, que incluye personas con puntos de vista sobre la vida muy singulares.
  5. Recibir para uso personal un poderoso antidepresivo. Después que la embarcación sale mar adentro, los problemas del propietario generalmente se quedan en la costa y el agua, por así decirlo, elimina la fatiga. Al tener su propio yate, uno puede permitirse ese placer cada día.

Estaremos encantados de ayudarle a elegir una embarcación, pues el eslogan de nuestro sitio web es — ¡todos pueden comprar un yate!